Implantes Dentales

¿Qué son los implantes dentales?

Son unas raíces artificiales de titanio puro, un material con un excelente grado de biocompatibilidad con el organismo, que se colocan en el hueso mandibular o maxilar con el fin de crear una base sólida que soporte el diente artificial.

Desde un punto de vista funcional, los implantes dentales son exactamente iguales que nuestros dientes naturales por lo que nos permiten masticar con total comodidad, sonreír, hablar y, en definitiva, sentir la misma seguridad que con nuestra propia dentadura.

¿Puedo ponerme un implante?

Lo primero que debes hacer es asesorarte bien y acudir a un profesional acreditado. Será él quién, tras analizar tu caso, te diagnostique e indique si eres o no un candidato adecuado para la colocación de implantes. Generalmente, si se dan las condiciones adecuadas de cantidad y calidad de hueso maxilar y el estado general de salud del paciente es bueno, no suelen tener ninguna contraindicación.

Así mismo, la edad debe de ser un factor a tener en cuenta. La colocación de implantes dentales no es recomendable en adolescentes, antes de que el desarrollo facial haya finalizado. Sin embargo, en personas mayores, no existe un límite de edad establecido siempre y cuando el paciente no tenga ninguna contraindicación para someterse a cualquier otro tratamiento oral.

¿Son para toda la vida?

Los implantes dentales representan la mejor solución a la pérdida de dientes naturales. Gracias al esfuerzo que se ha llevado a cabo en investigación de materiales, técnicas, etc… podría afirmarse que son para toda la vida.

Pero no todos los implantes dentales tienen la misma longevidad, estando demostrado que estas perdidas pueden deberse a una mala calidad del implante, un diagnóstico y plan de tratamiento deficiente, acudir a un profesional no capacitado, a una mala higiene oral, a un mantenimiento y control periódico deficiente, y/o a hábitos nocivos, como por ejemplo, fumar.

¿Qué ventajas tienen los implantes dentales frente a las prótesis tradicionales o puentes?

Conservación de dientes sanos: Para sustituir un diente perdido con un puente es necesario tallar o rebajar los dientes sanos adyacentes. Los implantes dentales evitan la modificación de estos dientes conservando su estructura íntegra.

Mejora de la estética facial: Con la pérdida de los dientes el maxilar sufre una reabsorción que afectará la estética facial haciéndole parece más mayor, más envejecido. La colocación de unos implantes dentales impedirá este proceso, manteniendo el aspecto natural, saludable y acorde a la edad del paciente. Las prótesis tradicionales removibles aceleran la reabsorción del hueso provocando un envejecimiento facial prematuro.

Solución permanente: Los implantes dentales tienen un alto porcentaje de éxito (99,3% en el caso de BTI)y estudios científicos llevados a cabo demuestran su alto grado de predictibilidad a largo plazo.

¿Puede producir reacción alérgica o rechazo?

El material del que están compuestos los implantes dentales (titanio) no contiene ningún componente alergénico y tiene un comportamtieno totalmente neutral dentro del organismo. 

Además, gracias a los avances realizados en medicina regenerativa, hoy en día es posible utilizar los recursos del cuerpo humano para curarse a si mismo, principio en el que se basa la tecnología PRGF®-Endoret®. La utilización del PRGF®-Endoret® en odontología favorece una cicatrización más rápida y predecible, disminuyendo no sólo el dolor sino también los riesgos de infección. Las soluciones que ofrece la tecnología PRGF®-Endoret® son múltiples y versátiles al disponer de diferentes modos de uso. Por ejemplo, en forma líquida permite humectar la superficie del implante reduciendo el tiempo de integración del mismo en el hueso y mejorando la calidad de la cicatrización en el momento inicial, siendo ésta la fase más importante.

¿Está interesado en contactar con nosotros?

Contacto